Cada vez que inicias una relación sentimental lo haces con las mayores esperanzas y expectativas de que la misma funcione. De que finalmente esta vez – y de una vez por todas – esta relación te lleve al proyecto de vida sentimental que tenías figurado en tu interior y del cual no deseas ni mereces renunciar.

Sin embargo, no todas las relaciones tienen un futuro por delante y hay ocasiones en las que lo mejor para ambos miembros de la pareja es que sigan cada uno por su lado. Aceptar una ruptura puede ser muy difícil y dolorosa, por eso es imprescindible que el proceso de disolución de la pareja se haga de la mejor forma posible, respetándose a uno mismo y respetando al compañero, sea el que fuera el tiempo que hayáis estado juntos.

Por eso a la hora de llevar a cabo una ruptura es imprescindible que fluya la comunicación entre tú y tu pareja. Es importante que evites los gritos y reproches y te centres en aquello que puede ser de utilidad de cara al futuro, tanto para tí como para el otro. Saber qué es aquello que ha fallado en tí, en el otro, así como en la relación en su conjunto, puede servirte de gran ayuda para intentar evitar cometer los mismos errores en el futuro con otra pareja. Dicen que aquello que no enfrentamos o queremos ver con la pareja, nos acompaña al iniciar una nueva relación una y otra vez.

Lo mejor en estos casos es que seas claro y honesto, poniendo todas las cartas sobre la mesa. En el caso de que tu ruptura esté ocasionada por la presencia de una tercera persona por ejemplo, el contar la verdad y los motivos que te han llevado a buscar esta persona o dejar que entre en tu vida, puede hacer la situación más llevadera tanto para tí como para tu pareja, así como darle luz sobre aquellos aspectos en la relación que quizás no estaba cuidando. Asimismo, en estos casos siempre es mejor que se entere por tí mismo y no a través de amigos o conocidos, o peor aún, algún tipo de descuido por tu parte.

En estos tiempos en los que parece que la vida de muchas personas discurre en torno a las redes sociales, lo mejor es salvaguardar la dignidad de ambas partes de la pareja y no informar a través de estos medios de la reciente ruptura. Contar lo que ha pasado a la familia y a los amigos, cara a cara, es más respetuoso para todos los implicados que publicarlo en cualquier red social.

Esperando que te haya sido útil, si quieres que te acompañe para encontrar esa persona especial que estás buscando, clica en Coaching Encuentra Pareja

Si crees que esta información puede ser útil a otras personas, por favor, compártelo.