Casi ninguno de nosotros anhela estar solo/a. La compañía, la colaboración y la cooperación de una pareja suavizan nuestra vida cotidiana, y en muchos casos, hasta la llena de sentido. Sin embargo puede que esta no sea tu situación actual, ni desde hace un tiempo atrás. Y con estos años de covid  y aislamientos se radicalice aún más el sentimiento profundo de soledad, desilusión, tristeza y desesperanza.

Puede que estés atravesando un inmenso dolor emocional e incluso por momentos pareciera que se manifestara de forma física a través de una presión en la garganta, el pecho, falta de energía o momentos de ansiedad. Puede que en algunos momentos lo sientas insoportable ya que no paras de decirte que nunca saldrás de esta situación de soltería.

Pero es importante que sepas que el dolor también te coloca frente a la posibilidad de aprender lo que jamás sería igual de otro modo. Vivir esta frustración de la soledad te puede llevar a madurar y desplegar fortalezas que desconocías en ti mism@, que estaban como una semilla sembrada esperando a ser cosechada.

Sentir el dolor en algunos momentos, expresarlo y elaborarlo, te llevará sin duda al auto-conocimiento. Aunque te parezca imposible de atravesar tienes que saber que siempre puedes elegir la manera de cómo vivirlo, ya que todos somos potencialmente resilientes. Puedes ante este dolor emocional posicionarte como un protagonista activo, poseedor de recursos y potencialidades para cambiar tu realidad emocional, espiritual y autoestima; o quedarte simplemente como una víctima pasiva. Esta nueva vida que implica cierto aislamiento puede estar siendo muy dolorosa para ti por atravesarla solo/a. Pero te puede ofrecer  justamente ahora, ante el parón y la ralentización de la vida, la posibilidad de transformarte y salir fortalecid@.

Estamos acostumbrad@s a desear curarlo todo, encontrar las pastillas sanadoras, silenciar los sentimientos, y de esta forma, no hacemos más que perpetuar lo que queremos erradicar. Curar tiene que ver con poner afuera, en alguien que venga a callar nuestro vacío, acompañarnos en nuestra soledad. Sanar, por el contrario, tiene que ver con buscar adentro de uno, darnos el tiempo para cicatrizar una herida que quizás lleva años con nosotros – incluso desde la niñez. Este puede ser el momento de atravesar la pena y dejar de callarla o taparla con distracciones y responsables de todo tipo, como quizás solías hacer antes del covid-19. Debes de saber que cada vez que anestesias tu dolor, anestesias al mismo tiempo tu capacidad de dar un paso adelante en tu crecimiento personal.

A través de este Coaching-Terapéutico descubrirás lo que esperas realmente de una pareja y de la vida en común, accediendo a tus propias creencias inculcadas (pero a veces ocultas), condicionamientos familiares, ideales y necesidades. Comenzarás a liberar aquellos obstáculos que tú mism@ te has construido como la mejor forma – pero quizás no la más actualizada y beneficiosa – de cuidarte, y que te impiden encontrar tu compañer@ de vida. Te sentirás una persona valiosa y merecedora de amor, respeto y plenitud. Analizaremos junt@s aquello que has hecho hasta el momento en el ámbito afectivo y que te ha servido (o no) para conseguir tus objetivos, sacando a relucir aquel potencial escondido en tí mism@ y en cómo te muestras a los demás.

No es necesario que malgastes tu vida y tus sentimientos en relaciones tóxicas o en personas que no merecen la pena. Para ser feliz y poder estar bien, tienes que quererte y cuidarte, priorizar tu salud emocional antes que cualquier otra cosa. Uno de los actos de amor más grandes hacia tí mism@ es terminar las relaciones que no te hacen bien, por ejemplo, aquellas en las que no eres correspondid@, o al menos no como te gustaría que fuese. Esto duele, duele mucho y mina tu autoestima. El autoengaño forma parte del boicot que te puedes hacer a tí mism@ y que se pone en evidencia cuando, por ejemplo, te enamoras siempre de hombres o mujeres que nunca se van a enamorar de tí, de personas que no te convienen, o cuando sigues manteniendo relaciones que no van a ninguna parte, y que por el contrario, te quitan energía y vuelven a activar aquella vocecita que dice “te das cuenta que no eres suficiente en esto y en aquello”, “no sirvo para relaciones de pareja”, “el amor no es para mí o es muy complicado”, etc.

Por eso es tan importante trabajar en mejorar tu relación contigo mism@, ya que batallar en dos frentes (el primero en el que te haces daño y el segundo en el que te lo hace la otra persona) es demasiado duro. Cuanto más te quieras, menos te torturarás y menos te castigarás recreando siempre las mismas situaciones tóxicas o dolorosas.

Tomando las riendas de tu propio destino afectivo y de lo que haces cuando conoces un/a potencial candidat@, encontrarás personas con las que poder construir un proyecto en pareja saludable, estable y reconfortante.

 

Metodología: 

Las primeras 2 sesiones (que suelen ser un poco más largas) sirven para conocer tu historia personal, el motivo de consulta, definir junt@s el objetivo de este proceso personal que emprendes y descargarte del peso emocional que puedas estar atravesando. En las siguientes sesiones, tras esta primera exploración, se inicia el proceso terapéutico de forma más profunda y práctica. Éste se basa siempre en los objetivos consensuados contigo, por lo que la duración es variable en función de los objetivos a trabajar y la implicación tuya.

Duración: 60 minutos.

Precio: 65€.

Formato de las sesiones: online a través de videoconferencia o teléfono.

CONTACTAR